Hacer voluntariado, la manera económica y alternativa para viajar

Viajar más y conocer el mundo es el sueño de muchas personas de los cuales al final pocos consiguen vivirlo.

En la dinámica actual que vivimos lo normal es que estemos trabajando desde lunes a viernes 8-10 horas en una oficina o en un sitio definido. Así solo conocemos un poco de la sensación de estar de viaje por las escapadas desesperadas de fines de semana y las experiencias de nuestras vacaciones.

Primer stopper de no empezar a viajar es el concepto que tenemos de necesitar mucho dinero para poder viajar. Está claro que cuando uno está de vacaciones gasta más que en su día normal como expresión de nuestra ser liberado de la presión de la rutina. Y justo por esto desarrollamos el preconcepto de la necesidad de más dinero casi automáticamente. Después nunca se consigue ahorrar tanto como se imagina y así nunca se va de viaje.

Siguiente miedo es cómo dejar el trabajo seguro que tenemos por más periodo, qué vamos a hacer después? cómo vamos a conseguir otro trabajo? – es normal, todos tenemos que vivir de algo, pero si ya tienes experiencia en algo seguro que encuentras una forma de ingresos y si eres joven sin experiencia es verdad aún más. Es cierto que siempre necesitará esfuerzo y flexibilidad de tu parte, porqué esa zona de confort en que posiblemente estás ahora se tarda en volver a conseguir. Tras el viaje además lo más normal es que seas una persona diferente y lo que en este momento te parece cómodo o como situación ideal a lo mejor no lo será a tu vuelta de vivir la experiencia de estar de viaje.

Y cuándo empiezas a valorar las opciones de viajes más económicos algún momento encontrarás la opción de hacer voluntariados. O simplemente porqué algo se te ha despertado últimamente y sientes que quieres ayudar, hacer algo que tenga más sentido etc.

Mi proceso para elegir el modelo de hacer voluntariados fue un poco más complejo de que solo hacerlo porqué es más económico viajar así. En mi caso yo buscaba una experiencia de aprender sobre la naturaleza y el cambio climático a un nivel muy tangible.  

Tipos de voluntariados según logística y organización

  • ONG-s internacionales de autoridad

Con el concepto de voluntariado uno primero se asocia alguna organización internacional que sí tienen proyectos impresionantes, muy serios. Por lo que participar en ellos debes tener una preparación profesional y pasar un proceso de selección que normalmente es más largo y complejo. Por ejemplo, me imagino aquí organizaciones como Médicos sin Fronteras, Greenpeace o algunos proyectos de la UNO y muchas opciones más.

  • Voluntariados organizados

El siguiente nivel que podrás encontrar son los voluntariados organizados. Hay organizaciones que se dedican a un modelo mixto entre formación y voluntariado. Normalmente estas opciones son de pago, dependiendo de la duración y de la temática pueden he visto entre 2.000-10.000€ para estar aprox. 1-2 años con ellos. Normalmente empiezan con unos meses de formación sobre la temática y después unos meses de acción en campo en proyectos con que ellos colaboran en diferentes países del mundo y la tercera fase unos meses de vuelta al mismo sitio de la formación para compartir la experiencia con la comunidad local, colaborar en educarles y participar en la preparación de los siguientes voluntarios.

En esta opción te recomiendo investigar bien los fondos que hay detrás, los proyectos en que vas a colaborar en la fase de estar en el extranjero. Lo que más sospechoso era para mí en la mayoría de estos programas es que incluyen una parte en tu formación que es ‘cómo hacer crowd-funding’ – así en esta fase realmente te conviertes en recopilador de fondos para ellos, aparte de la inversión que ya les has pagado….

Después para mí fue super importante los comentarios de los voluntarios que ya hayan hecho el programa anteriormente para darte cuenta a veces no hay proyecto en el país dónde vas, solo estás por allí haciendo tareas ad-hoc.

Hay mucho trapicheo con el voluntariado organizado, me parece muy fuerte que uno tenga que pagar estos importes, aparte ofrecer el tiempo dedicación y además que genere dinero al fondo también….en muchas ocasiones no veo un intercambio bidireccional. Eso sí, todo lo explican que parecen la opción perfecta para las personas que tienen un poco de miedo ir solos y/o que aún no tengan la parte de formación.

Para mí personalmente el voluntariado es:

Un intercambio de abundancias entre los dos partes que debe estar en equilibrio y parecer justo para los dos partes siempre basado en el respeto.

Por eso también llegué a la conclusión al inicio de mi viaje que a mí me gustaría elegir yo misma los proyectos que quiero apoyar. Que no estoy dispuesta a pagar ninguna cuota y además estar trabajando en un sitio por fashion, cool, científico o hippie que sea.

Y así llegas a la tercera categoría:

  • Hacer voluntariado individual.

Por suerte hay muchas páginas que hoy en día facilitan mucho la búsqueda de opciones, los que más utilizo son:

Worldpackers

Workaway

Woofing

Recomendaciones locales ya estando en el país y contacto directo

Es un lujo y de verdad funcionan, personas que necesitan ayuda en su finca, en su fábrica, en su hostal, en su comunidad o cualquier proyecto que manejan pueden publicarse en estas páginas.

El trato es simple – alojamiento y comida en cambio de normalmente 4-6 horas diarias de trabajo 5 días de la semana.

Es genial, porqué el alojamiento y comida realmente puede representar una parte importante de tu presupuesto de viaje, así solo tienes que encargarte de llegar a los lugares.

Como vas a convertirte uno en la dinámica local conocer mucho mejor la vida en un país, las dificultades que tienen, cómo las solucionan, cómo viven realmente en este país que se ve muy de lejos desde la comodidad de los hoteles y hostales.

Ni hablar de lo más valioso el vínculo personal que tienes la posibilidad de crear con este modelo.

Para mí ha sido el modelo perfecto, porqué puedo elegir proyectos ecológicos fácilmente y aprender de su manera de sostenibilidad de primera mano, aprender sus recetas, los hábitos de alimentarse, estar con ellos en su finca oliendo los flores, frutas, tierra etc. y tener conversaciones mientras estemos trabajando o ya descansando al final del día. Para mí es un aprendizaje que ningún curso de miles de € podría haber dado.

Antes que te animes a hacer lo mismo te pido de verdad que reflexiones. Somos muchos viajeros por el camino y los que lo tomamos en serio nos encontramos con comentarios – hemos tenido malas experiencias con los voluntarios porqué realmente no querían hacer nada –

No aproveches de esta oportunidad si realmente no estás listo para dar en cambio. No es una broma. Si quieres hacer locuras y un año sabático sin hacer nada, no hagas voluntariados. Disfruta tu tiempo libre sin el compromiso de nadie y sin afectar los posibles futuros voluntarios que querrían llegar a aportar su granito de arena.

El voluntariado se basa en respeto e intercambio, si quieres estar sin hacer nada, también hay planes económicos de estar colgado en una hamaca por 2$ diarios a 20 metros de una playa de maravilla, te recomiendo eso.

Mientras yo seguiré plantando árboles vaya donde vaya y recibiendo las lecciones de cada uno de mis grandes maestros 🙂